¿Qué es la formación continua y cuáles son sus beneficios?

Qué es la formación continua y cuáles son sus beneficios
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter

El aprendizaje es esencial para nuestra existencia y es que la información y el aprendizaje continuo nutren nuestra mente, por lo que una formación continua es una herramienta clave para toda carrera profesional.  Y es que como dijo Heráclito, Lo único que es constante es el cambio.  

Y efectivamente, esta premiso hoy día cobra más sentido que nunca, ya que las nuevas tecnologías traen nuevas formas de acometer tareas, de optimizar procesos e incluso automatizarlos, por ello, una de las formas más eficaces de afrontar los cambios es a través de la formación continua.   

Con formación continua entendemos el proceso de aprender nuevas habilidades y conocimientos de forma constante. Esto puede presentarse de muchas formas, desde la realización de cursos formales, másteres universitarios, posgrados, hasta el aprendizaje social informal. Implica iniciativa propia y asumir desafíos. Esta expansión continua de conocimientos y habilidades, cada vez más popular en el contexto de crecimiento profesional, puede funcionar a través de cualquier medio de ingesta de conocimientos consumidos de forma continua, y puede ser por un periodo determinado o frecuencia, intermitente o perenne, lo que ayuda a reforzar constantemente lo aprendido previamente.  

La formación continua en el lugar de trabajo ha demostrado el potencial para aumentar el compromiso de los empleados, la satisfacción laboral y la retención de conocimientos. Para mantenerse competitivas, las organizaciones deben adaptarse continuamente a entornos sociales y económicos en constante cambio. Dado que el éxito de una organización depende de su capital humano, es importante que las habilidades de los empleados evolucionen para satisfacer las demandas del clima empresarial. De igual forma, esta iniciativa puede surgir de los mismos trabajadores, que pueden proponer a dirección o a RRHH realizar un máster universitario o cualquier formación o training que crean necesario para mejorar el desarrollo y/ o desempeño de su función dentro de la empresa.  

¿Por qué es importante la formación continua para las organizaciones?

Mantenerse competitivo en el mercado global actual significa que las organizaciones deben ser innovadoras, adaptables y cambiantes. Lograr esto depende de la habilidad y el conocimiento de la fuerza laboral. Pero ¿por dónde se empieza? 

Innovar, probar un nuevo proceso o hacer algo nuevo, todo requiere aprendizaje

Las personas necesitan aprender nuevos conocimientos o habilidades para ver las cosas desde una nueva perspectiva y dar el siguiente salto. Cuando las organizaciones no apoyan una formación continua, la innovación no ocurre, los procesos permanecen sin cambios y nunca se logra nada nuevo. Los empleados deben poder desafiarse a sí mismos para obtener nuevos conocimientos, ideas y habilidades, por ello, es clave que esta formación continua o aprendizaje sea flexible y actualizado, para que los trabajadores tengan siempre un contacto permanente con la actualidad empresarial de cualquier sector.

Por ello, así es como enfoca UCO todos sus programas online: adaptados al ritmo y circunstancia de cada profesional.  

Beneficios de la formación continua para la organización

Crear una cultura de aprendizaje dentro de la organización es una forma efectiva de mejorar el desempeño y la innovación, como se mencionó anteriormente, pero también la satisfacción y retención de los empleados. Te contamos por qué: 

El conocimiento es poder: cuanto más saben los empleados y cuanto más pueden hacer, más pueden contribuir a la organización. 

Más rentable: invertir en el desarrollo de los empleados es menos costoso que volver a contratar y capacitar a nuevos empleados. 

Muestra valor hacia los empleados: el apoyo al aprendizaje continuo indica que los empleados valen la pena la inversión y que la organización es genuina en lo que respecta al desarrollo profesional de los empleados. 

Beneficios de la formación continua para el profesional:

El conocimiento ahora está al alcance de todos, e incluso los programas de posgrados universitarios se han adaptado a esta realidad, para ayudar a que los profesionales se actualicen y sigan creciendo laboralmente. Por ello, es vital aprovechar la oportunidad de una formación continua si no quieren estancarse. Te contamos todos los beneficios de una formación continua: 

  1. Actualización constante

El empleado que se forma constantemente no se queda atrás. Asegúrate seguir actualizado en tu sector con las tendencias y adaptando tus skills. Para funcionar de manera eficaz en este mundo de la tecnología que cambia rápidamente, debes aprender conocimientos y herramientas nuevas para seguir siendo valioso. 

  1. Prepárate para lo inesperado

La formación continua te ayudará a adaptarse a cambios inesperados. De hecho, este aprendizaje continuo te mantiene conectado a la realidad global y empresarial, de forma que puedes incluso visualizar estos cambios antes de que se produzcan. Igualmente, te permitirá enfrentar cualquier cambio de manera más fácil, ya que no te estancaste en una zona de confort.  

  1. Mejora tu perfil

Cuando siempre se está aprendiendo, se sigue mejorando y creciendo, por lo que esto es inmediatamente valorado, y comenzarás a recibir recomendaciones de colegas y gerentes. Esto permitirá acceder a mejores puestos de trabajo o condiciones laborales, ya que el diferencial de la formación continua es algo que se nota en los profesionales y que es muy atractivo para las empresas.  

  1. Te vuelves competitivo, ganas seguridad

Aprender cosas nuevas nos da una sensación de logro, lo que a su vez aumenta nuestra confianza en nuestras propias capacidades. Además, esto se traduce en mayor seguridad a la hora de afrontar desafíos y explorar nuevas oportunidades laborales.  

  1. Promueve tu creatividad e iniciativa

La adquisición de nuevas habilidades revelará nuevas oportunidades y te ayudará a encontrar soluciones innovadoras a los problemas. Al tener a tu disposición nuevo conocimiento o herramientas, tendrás mayor amplitud a la hora de tomar decisiones o resolver conflictos. 

  1. Cambia tu perspectiva

La formación continua abre tu mente y cambia tu actitud frente a cosas que ya tenías asentadas. Cuanto más aprendes, tienes más información sobre distintos aspectos en torno a una misma temática, lo que te permitirá una comprensión más amplia y abordar cualquier aspecto con nuevos enfoques y perspectivas, por lo que obtendrás resultados diferentes, muy probablemente mejores.  

  1. Aumenta tu desarrollo profesional

La formación continua te ayuda a desarrollar además otras habilidades como las de liderazgo y otras softskills muy valoradas por las empresas hoy en día. Este crecimiento profesional que te ofrece el aprendizaje permanente se traduce en un mejor desempeño en el trabajo, en la competitividad y en la eficiencia de las tareas que desarrolles. Igualmente, te ayuda a alcanzar los objetivos en torno a una carrera profesional, y por supuesto, te ayuda a conseguir títulos o certificaciones muy codiciadas en el mercado y que te ayuden a beneficiarte de incentivos o aumentos salariales.  

Son muchas las razones por las que apostar por la formación continua, sobre todo en un escenario tan competitivo en el que vivimos. Y sobre todo, el enriquecimiento personalporque, al fin y al cabo, la búsqueda de intereses extracurriculares puede llevarnos a conocimientos y desarrollos que abren la puerta a nuevas oportunidades futuras. 

 

¿Qué máster te interesa?

Déjanos tus datos y te contactaremos para informarte sobre el Máster que te interesa sin ningún compromiso