Las tendencias que construirán la fuerza laboral y profesional en 2022

Tendencias profesionales
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter

Si bien es cierto que el mercado laboral está en constante movimiento, la pandemia ha tenido un impacto brutal en la economía global a todos los niveles, dejando un nuevo escenario cuya recuperación, según los expertos, pasa por la formación, la flexibilidad y la digitalización, por ello, en este artículo vamos a ver las tendencias que construirán la fuerza laboral y profesional en 2022.  

Y es que en medio de todo el cambio que hemos vivido a nivel mundial, ha habido algo que ha salido fortalecido: el rendimiento e importancia de las personas. No obstante, y aunque las previsiones son optimistas, en 2022 el mundo tendrá que hacer frente al trauma que la pandemia ha dejado a su paso, es decir, una vuelta a la normalidad lastrada por el dolor, la depresión y la ansiedad. 

No son pocos los profesionales que se han visto desbordados por el estrés, consecuencia directa de la crisis del Covid-19, y que ha puesto sobre la mesa la importancia de la salud mental. Según los datos que recopila el Global Consumer Survey de Statista, en países como Brasil, Estados Unidos o Suecia, más del 40% de la población sufrió síntomas de depresión, estrés y ansiedad. En España esta cifra alcanza casi un 30%. 

Por ello, desde la llegada de la pandemia, ha sido común ver una proliferación e incorporación dominante del término Salud mental, algo que, hasta el coronavirus, apenas se había tratado con la atención y prevención que se debería. Este desbordamiento emocional que ha salpicado la producción/rendimiento de las empresas, ha puesto en el punto de mira el Bienestar de los empleados, y cómo desde los departamentos de RRHH se pueden implementar estrategias que incluyan este bienestar entre sus trabajadores. Este es uno de los puntos, denominador común, de las tendencias laborales y profesionales del próximo año. Pero no será el único.  

Las tendencias que construirán la fuerza laboral y profesional en 2022: Formación, flexibilidad y digitalización

1. Flexibilidad

Como hemos mencionado, y partiendo de esta premisa que ha afectado sin duda, directa o indirectamente, al crecimiento empresarial, para 2022 la tendencia estará enfocada en desarrollar estrategias y planes directamente enfocados en mejorar aspectos relacionados con el bienestar general de los trabajadores. No únicamente en las normas básicas de seguridad e higiene, sino invertir en la implementación de medidas que mejoren el clima laboral, la motivación y que ayuden a la prevención del estrés laboral.  

Asimismo, desde Recursos Humanos la tendencia se apodera del conocido Upskilling, una nueva filosofía empresarial que empieza a florecer en nuestro país y que pretende fortalecer las habilidades de los empleados mediante la capacitación y formación por parte de la propia empresa. Una iniciativa que no solo ahorra costes significativos en nuevas contrataciones, sino que además fortalece el employer branding   

2. Trabajo híbrido o en remoto

Según los últimos estudios de IDC -Informe de Datos de Cotización (IDC)- Para el año 2023, la transformación digital y el dinamismo empresarial estarán tan presentes en nuestras profesiones que llevarán a un 70% de las empresas a implementar modelos de trabajo remotos o híbridos, cambiando radicalmente la forma de trabajar e involucrando tanto herramientas que favorezcan este modelo y lo hagan más eficiente como a nuevo talento en su plantilla. 

Si bien es cierto que, antes de la pandemia, el trabajo en remoto era un beneficio que otorgaban algunas empresas a sus empleados, ahora, casi que esta ventaja se ha invertido y son muchas las organizaciones las que se benefician o ahorran costes de teletrabajo. Por ello, en ocasiones, esta deslocalización del trabajo, haciendo de casa el home office del empleado empieza a retribuirse específicamente en la nómina o en las condiciones propias laborales que se pacta a priori con el empleado.  

Esto está completamente alineado con la evolución de los modelos de negocio al entorno actual. Es decir, las empresas recurren desde ya a la tecnología para impulsar la eficiencia, tanto de su fuerza laboral, como de los procesos propios dentro del engranaje o estructura empresarial. De esta forma, las organizaciones pueden enfocar sus esfuerzos y capital a expandir sus capacidades, generar mayor crecimiento y, por lo tanto, tener un mayor impacto estratégico.  

3. Los datos, el petróleo de la nueva economía digital

En 2024, según estima el IDC, el 70% de las empresas habrá invertido grandes recursos en datos y herramientas analíticas y comparativas que fomenten la igualdad de inclusión para definir estrategias de contratación y de capital humano en la organización. 

Asimismo, en consonancia con la transformación digital y la innovación tecnológica, las organizaciones están viendo en los datos, un factor clave y potente sobre el que basar sus estrategias de mercado, independientemente de la industria o sector al que pertenezcan.  

Y es que gracias al Data Science y el Business intelligence, las empresas pueden integrar los datos que extraen de sus plataformas digitales y convertirlos en información de mucho valor, que permite conocer el comportamiento de los usuarios, y, por lo tanto, tomar decisiones en base a estos que impulsen el crecimiento de la empresa.  

Por ello, dentro de las tendencias que construirán la fuerza laboral y profesional en 2022, contar con una formación en Data Science es una apuesta segura y acertada, ya que, además, el científico de datos actualmente está posicionado como una de las profesiones IT mejor pagadas en España. Puedes consultar el artículo Estudiar un máster de Big Data donde profundizamos más sobre esta profesión.

4. Formación cualificada y especializada

Según el Informe Infoempleo Adecco 2020 Oferta y Demanda, la formación universitaria sigue presente en tres de cada diez ofertas de empleo, de hecho, dentro de las ofertas que solicitan candidatos con posgrado, es la categoría profesional de dirección la que aglutina más de un cuarto de las ofertas (un 26%). Para puestos de la categoría de mandos intermedios, este requisito se incluye en el 20% de las ofertas. Y por materias, el primer puesto –de lejos- lo ocupa el popular Título MBA, posgrado especialmente requerido en las áreas de administración de empresas (55,7%), compras, logística y transporte (35,7%), comercial y ventas (34,6%) y marketing, comunicación y contenidos (21%). En nuestro artículo por qué las empresas prefieren candidatos con MBA puedes profundizar algo más sobre el potencial de este Máster.  

Según este mismo estudio, la principal dificultad a la hora de reclutar talento ha sido la falta de cualificación/especialización de los empleados:  Cinco de cada diez compañías afirman haberse encontrado con dificultades para cubrir determinadas vacantes durante 2020 (un 28% menos que en 2019), como consecuencia de una falta de profesionales con una determinada experiencia y/o competencias técnicas adecuadas.  

Por ello, no podemos hablar de las tendencias que construirán la fuerza laboral y profesional en 2022 sin abordar la formación continua, la actualización de los conocimientos, tecnologías y herramientas, que como ya estamos viviendo nacen y se renuevan cada poco tiempo. Por ello, en la Universidad de Córdoba, conscientes de este nuevo escenario, hemos adaptado nuestros másteres a la demanda global del presente y futuro, 100% online, actualizando los contenidos y herramientas que hacen parte del día a día de las empresas más innovadoras.    

Además, tal  y como vimos en el salario que ganan los profesionales con un posgrado, el nivel formativo de los candidatos es uno de los factores que más influyen en las retribuciones percibidas, por lo que si aspiramos a un crecimiento en la empresa o aumento salarial, contar con una formación posuniversitaria debe estar entre nuestros planes.  Según el estudio mencionado, un profesional con estudios de postgrado percibe un salario 13,2% mayor que el de un trabajador con titulación universitaria. Consecuentemente, por áreas funcionales, dirección y gerencia sigue siendo el área que publica ofertas con salarios más altos, tras aumentar siete mil euros en apenas un año. 

5. Las Habilidades más valoradas en 2022

Cabe resaltar, en este mismo estudio, que el 35,29 % de las empresas valoran en los candidatos el conocimiento en nuevas tecnologías. Hecho que respalda el informe de IDC, en el que se estima que para 2025 la escasez de habilidades tecnológicas relacionadas con la transformación digital afectará al 90% de las compañías, lo que supondrá un costo de unos 6,5 trillones de dólares a nivel global derivados de barreras y retrasos en lanzamientos de productos y servicios. 

Sin embargo, estas habilidades técnicas deben complementarse con unas que son más relevantes incluso, a ojos de los empleadores: las denominadas soft skills o habilidades blandas.  

Y es que según el informe Tendencias en el entorno laboral 2020: las habilidades del futuro, de Udemy for Business, las habilidades blandas más demandadas en el futuro a corto y medio plazo son el trabajo en equipo, la capacidad de liderazgo y la de resolución conflictos. Son, de hecho, percibidas por los trabajadores como las más difíciles de aprender, por encima incluso de las técnicas anteriormente mencionadas.  

Y es que estas capacidades son muy útiles en un entorno laboral cambiante e inseguro en el que vivimos. Al fin y al cabo, estas habilidades, al contrario que las técnicas, no caducan con el tiempo, y se pueden aplicar a lo largo de la vida en cualquier entorno.  

Estas habilidades blandas pueden adquirirse y mejorarse, principalmente, a través de la formación, y la práctica, por ello, es sumamente importante el reciclaje y actualización constante en materia académica.  

Los trabajadores que dominen estas habilidades tendrán más productividad, serán más eficientes y gozarán de un buen clima laboral y un alto nivel de compromiso con la empresa.  

6. Sectores en auge en 2022

Resulta evidente que no todas las carreras tienen el mismo grado de empleabilidad, como nos recuerdan las conclusiones del informe de Infoempleo Adecco. Como ya comentamos, los datos serán el epicentro de las nuevas estrategias empresariales, por ello, contar con una formación adecuada en Ciencia de Datos impulsará, no solo tu empleabilidad, sino tus perspectivas profesionales y condiciones laborales. En esta línea, entre las que mayor empleabilidad tienen actualmente, es decir, aquellas caracterizadas por un volumen bajo de titulados y una mayor demanda laboral, se encuentran la mayor parte de las ingenierías generalistas y, especialmente, las tecnológicas, como Ingeniería Informática, Ingeniería de Telecomunicaciones o la ciberseguridad. 

De hecho, de Ciberseguridad se habla ya como una profesión de presente y futuro. Y es que la transformación digitial y los avances tecnológicos han puesto al descubierto una debilidad en las empresas: la falta de protección de su infraestructura IT frente a los ciberataques o malwares. Bajo este escenario, se estima que los trabajos relacionados con ciberseguridad crecerán un 31% aproximadamente hasta 2029, hasta siete veces más que el crecimiento laboral promedio, que se estipula en un 4%. Así que, ante este escenario de creciente demanda de expertos en ciberseguridad, la gran oportunidad está clara: una formación adecuada en materia de Ciberseguridad. 

Aunque cabe destacar un sector que ha aumentado la necesidad de profesionales cualificados y que vale la pena mencionar con respecto a la distribución sectorial de la oferta de empleo: el de la enseñanza y la formación, ocupando el 4º puesto con un 5,34%, un 137,12% con respecto a 2019. Un sector que ha vivido en los últimos meses una transformación, empujado en parte por la pandemia y en parte por la tecnología educativa, y que urge de profesionales altamente cualificados en áreas como Tecnología Educativa, Psicología de la Educación y Educación Especial, para dar respuesta a los numerosos desafíos que plantea el nuevo modelo de Educación.   

Además, en el ámbito educativo prolifera la necesidad de poseer un posgrado para poder trabajar en él, ocupando un cuarto lugar dentro de los sectores que exigen este título para su ejercicio, el 15,4% de las ofertas. 

¿Qué máster te interesa?

Déjanos tus datos y te contactaremos para informarte sobre el Máster que te interesa sin ningún compromiso